ELECTRICIDAD AMARO, S.A. tiene como principal objetivo la Satisfacción del Cliente. Para ello, y gracias a nuestra política de mejora continua y permanente de la calidad seguiremos situándonos en una posición competitiva que nos permita garantizarlo, ofreciendo un servicio excepcional. Por ello se asume por parte de toda la empresa la Política de Calidad “Un continuo esfuerzo orientado a la mejora de nuestros resultados y procedimientos de trabajo, debe permitirnos conseguir la mejora de nuestros servicios en los niveles de calidad esperados, dentro de los plazos y objetivos de coste esperados” .

Ver POLITICA DE CALIDAD

 

Ver certificado ISO

 

ELECTRICIDAD AMARO, S.A. está comprometida con las realidades sociales de este siglo y promueve la utilización de los recursos naturales disponibles a cambio de generar calidad de vida. ELECTRICIDAD AMARO, S.A., fundamenta su Gestión Ambiental en los siguientes principios y se compromete a:

 

Dar cumplimiento a los requisitos legales y reglamentación ambiental que le son de aplicación Identificar y evaluar periódicamente sus aspectos ambientales que generan o pueden generar impactos sobre el medio ambiente.

 

Prevenir y minimizar dichos impactos donde sea realizable, orientando sus esfuerzos hacia la prevención de la contaminación.

 

Gestionar adecuadamente los recursos para reducir la generación y las fuentes de residuos y asegurarse que todo residuo generado, es transportado y eliminado de acuerdo con las prácticas de una buena gestión ambiental.

 

Revisar periódicamente y difundir su Política Ambiental entre sus empleados y a ponerla a disposición de partes interesadas externas.

 

Sensibilizar a todo el personal de la organización de ELECTRICIDAD AMARO, S.A., sobre la necesidad de mantener un comportamiento respetuoso con el medio ambiente.

 

Asimismo la Prevención de Riesgos Laborales está totalmente integrada en la empresa, gracias a la colaboración de toda la plantilla. Su objetivo fundamental es la evitación de accidentes, la mejora de la salud laboral y condiciones de trabajo. Con este sistema se pretende la eliminación o reducción de las lesiones a las personas fundamentalmente y los daños a las instalaciones, maquinaria, materiales, producto, tiempo, etc. que habitualmente se producen como consecuencia de aquéllos. Esta implantación nos ayuda a cumplir la exigencia de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales en materia de Seguridad.